domingo, julio 18

Parole, parole, parole



Palabras, palabras, palabras…

Al principio cuando nos apropiamos de ellas, son balbuceos que para los demás es muy importante y nos bajan el cielo.

Cuando las hacemos nuestras, nos envuelven de deseos satisfechos, fantasias de princesas, duendes, hadas, magia… luego se convierten en el estudio obligado para hacerlas brillantes, para hacernos brillantes en su uso.

Con el tiempo se convierten en la expresión genuina de nuestros sentimientos y emociones y aprendemos más de ellas también en otros idiomas.

Ahora van y vienen…

Son enfriadas, son calentadas, son dejadas de lado o son ignoradas, son acalladas o son sepultadas.

Por todas esas palabras… un minuto de silencio.


6 comentarios:

  1. sssssssssssssssssssssshhhhhhhhhhhhhhhhh

    ResponderEliminar
  2. :O

    :S

    :`(

    no me gusta que me shhhiseen

    ResponderEliminar
  3. Ahhhhh las palabras se las lleva el viento
    La palabra son la expresión de la energia que nuestro cerebro impulsa y como energia que son poco a poco se diluyen tanto las buenas como las malas. Las primeras hay que repetirlas la segundas olvidarlas.
    Besotes

    ResponderEliminar