viernes, octubre 22

Mateando sentimientos


- Todo el día así, lloviendo… cansa- dijo dejando el mate encima de la mesa.
-  Qué es lo que te cansa realmente?- inquirió, mientras cebaba otro mate.
Sus ojos miraban más allá de la lluvia que caía monótona y fría.
- No tenés alguna que otra vez, unas ganas locas de desabrocharte el alma?- y sin que esperara respuesta siguió- Hoy es de esos días para desabrocharse el alma y sentir el viento pegándote en los sentidos para dejarte desnuda, totalmente desnuda con tus sentimientos.
- Y aún así…- preguntó de nuevo
- Y aún así…- su mano de dedos finos pedían otro mate- quizás algún día ya no me sentiré tan vulnerable y desabrocharé mi alma. Lo prometo.

10 comentarios:

  1. El mate me recuerda mis orígenes
    (ciudadano del mundo)

    ResponderEliminar
  2. Qué gusto que así sea...
    Cariños
    =)

    ResponderEliminar
  3. Un buen mate siempre es útil tanto para las frias mañanas como para las cálidas noches de confidencias.

    ResponderEliminar
  4. =)
    A mi me gusta tomar mate, (el agua tibia con una mezcla de hierbas: anis, manzanilla,..., la yerba mate suave con hojitas de ka'a he'e o trocitos de jengibre o la cáscara de naranja seca o los tres juntos) sólo cuando hace frio o cuando llovizna y sóla. No me gusta compartirlo... y si tomar en compañia de otros.
    Cosas no?
    Pero si, alrededor de un mate las personas se desnudan en sus sentimientos, en sus opiniones... y sí, lo que se cuente alrededor de un mate queda alli.
    ;)
    Abrazos kendito.

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta mucho el mate también
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que interesante me suena esto de compartir un mate, es algo que no se acostumbra en mi país, sobre todo eso de "desnudar sus sentimientos", cuándo compartimos uno???

    ResponderEliminar
  7. Cuando quieras compartimos un mate Lobo!
    ;)

    ResponderEliminar